Plan de Televisión Indígena Unificado

El Plan de Televisión Indígena Unificado responde a la exigibilidad de autonomía de los pueblos y comunidades indígenas (Convenio 169 de la OIT); a los derechos a la información, la comunicación y la libre expresión (Constitución Política de Colombia); y la Ley 335 de 1996, artículo 20, parágrafo 2o, según el cual: "El Estado garantizará a los grupos étnicos el acceso permanente al uso del Espectro Electromagnético y a los servicios públicos de Telecomunicaciones y Medios Masivos de Comunicación del Estado, la creación de sus propios medios de comunicación en sus diferentes modalidades y la realización del Plan de Desarrollo para los grupos étnicos, con criterio de equidad, reconocimiento de la diferenciación positiva, la igualdad de oportunidades y justicia distributiva acorde a la Legislación de las Comunidades, con el objeto de garantizar sus derechos étnicos, culturales y su desarrollo integral".

 

Así pues, el Plan de Televisión Indígena Unificado tiene como propósito solucionar de manera definitiva el acceso y la participación de los Pueblos Indígenas en el servicio público de televisión, en el marco de la garantía de sus derechos a la comunicación y a la información. Tal fin tiene un carácter vinculante según los acuerdos del Gobierno Nacional con el Gobierno Indígena de Colombia en el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 "Todos por un nuevo país", en particular el referido al componente de Movilidad Social, parágrafo 1, sobre Cultura y medios propios y apropiados. Allí se establecieron líneas específicas de la acción estatal sobre política pública de comunicación indígena, fomento a la producción y emisión de contenidos propios indígenas, estrategias de apropiación tecnológica, revisiones normativas e implementación de un Plan Nacional de Televisión Indígena concertado.

A su turno, los acuerdos estuvieron motivados por la agenda que han construido los Pueblos Indígenas destinada a fortalecer sus procesos comunicativos y que están parcialmente enunciados en el documento Política Pública de Comunicación Indígena, en el que se han definido los lineamientos y los componentes básicos para la construcción colectiva de una política pública de comunicación desde y para los Pueblos Indígenas. Uno de esos componentes es, precisamente, el de Medios Apropiados con su capítulo de Audiovisuales y Televisión, que ha servido de fundamento para la elaboración de este documento.

Como su nombre lo indica, el Plan de Televisión Indígena Unificado 2018-2028 armoniza los lineamientos formulados en los planes de televisión indígena construidos por cada una de las organizaciones nacionales con asiento en la MPC, a partir de cinco ejercicios desagregados de autodiagnóstico realizados en el 2015, en los que se recogieron las voces y los planteamientos de las bases comunitarias de cada una de las organizaciones y de sus autoridades políticas y/o ancestrales sobre el derecho a la comunicación y, en particular, sobre el derecho a la televisión y a la comunicación audiovisual. Cada autodiagnóstico desarrolló sus propias formulaciones, alcances y definiciones de un Plan de Televisión Indígena para cada organización que sirvieron de referentes para el ejercicio de unificación.

Reconociendo las particularidades de cada organización, producto de la diversidad étnica y cultural del país, se hizo un esfuerzo por definir los criterios comunes que guiaran el propósito de elaborar el Plan de Televisión Indígena Unificado.